Slider Noticias

comunicaciones

comunicaciones

374 emprendimientos rurales en Lambayeque y Cajamarca mejoran economías familiares

  • 12 Julio 2020 |

 

·         Con asistencia técnica del proyecto Haku Wiñay mejoran procesos de producción de café tostado, cerdos, cuyes, truchas, huevos de gallina y lácteos 

 

Chiclayo. -Familias de comunidades rurales del departamento de Lambayeque y parte de Cajamarca han mejorado notablemente su economía y su nivel de vida con la puesta en marcha de 374 emprendimientos con la producción y comercialización de café tostado, cerdos, cuyes, truchas, huevos de gallina y productos lácteos. 

Los negocios se hicieron realidad con fondos concursables y asistencia técnica del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai de Foncodes, programa nacional del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social –Midis. 

“En estos pequeños negocios han encontrado una fuente de ingresos adicionales a la economía familiar 1,928 hogares del proyecto, que, en forma organizada, participan en todo el proceso: desde la producción hasta la comercialización en los mercados locales y regionales”, refiere el jefe de la Unidad Territorial Foncodes Chiclayo, Pedro Antonio Lucero Santillán. 

En el distrito de Santa Cruz, en Cajamarca (frontera con Lambayeque), el negocio de café tostado es el más rentable. Este producto se acopia a bajo costo, se procesa, se envasa y se comercializa a buen precio. El sobre de 250 gramos de café tostado se vende hasta 8 soles y el kilo a 32 soles; mientras que un kilo de café sin procesar apenas cuesta 6 soles. El buen aroma del café, garantiza su comercialización masiva en otros mercados como Chiclayo, Jaén, Moyobamba y Lima. 

Jesús Maldonado Chilcón lidera el grupo de interés “Los emprendedores de El Porvenir” de la comunidad Campo Florido y se dedica a la comercialización de café tostado. Con amplia experiencia en la agricultura, conocedor de las ventajas aromáticas del café local, ha incursionado en su transformación y le ha dado valor agregado para competir en el mercado.

Otro emprendimiento de café es el que dirige Nimia Aguilar Peralta; ella representa al grupo de interés “Coffi sabor de Gramalotillo”. Junto a sus socios también se dedican al procesamiento de café. Esta emprendedora se ha empeñado en convertir a su localidad (Santa Cruz) en un centro productor del mejor café tostado de la región, sobre todo, ahora que cuenta con los equipos y la capacitación adecuada para desarrollar este emprendimiento y expandir su negocio a mercados nacionales. 

Por su parte, Eduardo Cabrero Mego, encabeza el grupo de interés “Hermanos Cabrera de Gramalotillo”, abocados al negocio de “crianza y comercialización de cerdos”. Él y sus socios han incursionado en el negocio con mucha decisión para poder diversificar la fuente de ingresos de sus familias.

 

Más de 10 mil familias usuarias

En el año 2015, Haku Wiñay inició su intervención con tres Núcleos Ejecutores Centrales (NEC), ubicados en el distrito de Olmos en Lambayeque y los distritos de San Andrés y Huarango en Cajamarca, atendiendo a 1,210 familias usuarias con un presupuesto de S/ 4.5 millones de soles.  Luego, en los años 2016 y 2017, se amplió a trece distritos más, diez en Cajamarca y tres en Lambayeque, para 1,561 y 3,851 nuevas familias, con inversiones de S/ 6.6 millones y S/ 17.3 millones, respectivamente. 

Entre los años 2018 y 2019 Foncodes interviene en nueve distritos, todos ubicados en el departamento de Cajamarca, con una inversión de S/ 19.2 millones, incorporando a 3,660 nuevas familias usuarias. 

A la fecha, un total de 10,282 hogares de 67 centros poblados, 20 distritos y 6 provincias del departamento de Cajamarca; y de 18 centros poblados, 5 distritos y 2 provincias de Lambayeque, han mejorado su calidad de vida, mediante el desarrollo de proyectos productivos y emprendimientos rurales inclusivos, con una inversión de S/ 47.8 millones de soles. 

Como resultado de esta intervención 8,788 familias usan cocina mejorada a leña, 8,914 familias tienen módulos de cultivo de hortalizas, 6,757 familias están dedicadas a la crianza de cuyes, 6,364 familias poseen módulos de crianza de gallinas y 2,585 familias tienen parcelas con riego tecnificado (para el cultivo de pastos para la crianza de cuyes).

 

Sábado, 11 de julio de 2020

Unidad Territorial Chiclayo

Unidad de Comunicación e Imagen

FONCODES

Cusco: más de 1,300 familias de 9 provincias se protegen de heladas con las ‘casitas calientes’ acondicionadas por Foncodes Midis

  • 08 Julio 2020 |

ü  El proyecto Mi Abrigo utiliza tecnologías de muro ‘trombe’ y aislamiento térmico para elevar temperatura en los dormitorios

 

ü  Viviendas térmicas favorecen fundamentalmente a niños y niñas, y personas adultas mayores

 

Este invierno es diferente para 1,365 familias de las comunidades altoandinas que ya viven, por encima de los 3500 m.s.n.m., en viviendas térmicas acondicionadas e implementadas en nueve provincias de la región Cusco por el proyecto Mi Abrigo del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social – Foncodes, programa perteneciente al Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis). 

Con esa intervención, las familias de las provincias de Espinar, Quispicanchi, Acomayo, Canas, Calca, Canchis, Urubamba, Cusco y Paruro, especialmente niños, niñas y personas adultas mayores, tienen ahora mejores condiciones de habitabilidad y mayor protección contra las heladas. Para las llamadas ‘casitas calientes’, Foncodes ha invertido S/ 18.4 millones. 

En la región Cusco Mi Abrigo intervino en dos etapas. La primera se desarrolló en el año 2017 en tres distritos de las provincias de Espinar y Quispicanchi, logrando mejorar 353 viviendas rurales. La segunda etapa se cumplió en el año 2019, con el acondicionamiento de 1,012 casas en 18 distritos de las provincias de Acomayo, Canas, Calca, Canchis, Urubamba, Cusco y Paruro. 

“Durante este invierno, las familias habitan sus viviendas originales, pero en mejores condiciones que antes, luego que las casas fueron mejoradas completamente gracias al proyecto Mi Abrigo”, señala el jefe de la Unidad Territorial Foncodes Cusco, Pedro Ernesto Romero Urviola.

 

Se conserva el calor

Para convertirlas en ‘casitas calientes’ fueron habilitadas con muro ‘trombe’ (estructura volumétrica construida con listones de madera y láminas transparentes de policarbonato) adosada a la pared externa del dormitorio que recibe los rayos del sol. El muro “trombe” captura la energía solar y calienta el aire, el cual es trasvasado mediante tubos de PVC al interior del dormitorio. Se instalan también doble puerta y doble ventana, piso de madera machihembrada y techo tipo cielo raso con arpillera sellada con yeso. Todo ello permite elevar la temperatura y conservarla durante las noches y madrugadas, cuando los termómetros registran temperaturas ambientales muy por debajo de los 0 grados centígrados. 

El dormitorio también es mejorado con muros reforzados con geomalla biaxial para proteger la estructura ante posibles sismos.

El Estado, a través de Foncodes, invierte en cada ‘casita caliente’ S/ 16 mil en promedio. Este monto es variable, por la dispersión de las viviendas en la zona rural, lo cual exige el traslado de materiales a mayores distancias. 

En las visitas de supervisión de las obras del proyecto Mi Abrigo se ha podido evidenciar la gran satisfacción de las personas usuarias. Ellos manifiestan que no solo están contentos por el confort térmico que les brinda el muro ‘trombe’, también por la comodidad y lo llamativas que ahora están sus viviendas. Indican, sobre todo, que sienten tranquilidad porque ahora los niños, las niñas y las personas adultas mayores tienen protección ante el friaje, lo cual evita que sufran afecciones respiratorias. 

Con las ‘casitas calientes’ las familias usuarias han mejorado su calidad de vida. Antes, sus pisos eran de tierra; las paredes, de adobe; y el techo, de calamina. Sus viviendas originales, en su mayoría, eran producto de la autoconstrucción y no brindaban seguridad técnica ni comodidad.

 

Esto dicen los usuarios

Durante sus visitas a las comunidades, Pedro Romero Urviola recogió el sentir de las familias usuarias. “En la comunidad de Hanchi Pacha, distrito de Pitumarca, provincia de Canchis, un usuario nos decía: ingeniero, ahora tendré que comprar una cama, cómo voy a seguir durmiendo en el suelo en una casa tan bonita”, relata el jefe de la Unidad Territorial Foncodes Cusco. 

El funcionario reveló que, igualmente, en la comunidad de Tocsa Cota, en el distrito de Maranganí, también en Canchis, la gente le decía que era la primera vez que el Gobierno intervenía en esa zona de extrema pobreza que limita con la región Puno, y que ello había mejorado su calidad de vida.  

“Lo que manifiestan los pobladores nos permite reflexionar sobre nuestro rol. Es realmente satisfactorio saber que hemos podido aportar para generar valor público en bien de los pobladores de zonas extremadamente pobres”, refiere el representante de Foncodes.

 

 

Miércoles 8 de julio de 2020

Unidad Territorial Cusco

Unidad de Comunicación e Imagen

FONCODES

Suscribirse a este canal RSS

Herramientas Útiles: Acceso a la información Denuncias Consulta tu trámite

 

Dirección: Av. Paseo de la República 3101, San Isidro - Lima - Perú Mapa

Teléfono: (01) 311-8900