Slider Noticias

Los desafíos de la salida permanente de la pobreza

 

VIII Semana de la Inclusión Social 2019

* La CEPAL y el PNUD debaten las estrategias contra la pobreza en un contexto de lento crecimiento de la economía en la región

 

Lima, oct. 14.- El enganche laboral de la población de difícil empleo, sistemas de protección social universal desvinculado del empleo formal, redistribución y gasto eficiente, un sistema educativo que se adapte a la necesidades de un economía moderna, esquemas de  competencia que impulsen la productividad, y un sistema de cuidado familiar que facilite la participación de las mujeres en el mercado laboral, son los principales seis desafíos para una salida permanente de la pobreza expuestos esta tarde por Marcela Meléndez, jefa del Programa de Naciones Unidades para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe. 

La economista y PhD. por la Universidad de Yale (EEUU), expuso hoy en la VIII Semana de la Inclusión Social que se lleva a cabo en el Centro de Convenciones de Lima bajo la organización del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. 

En un conversatorio en el que intervino además Simone Cecchini, oficial de Asuntos Sociales de la División Social de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), y Patricia Balbuena Palacios, viceministra de Prestaciones Sociales del Midis, la representante del PNUD sostuvo que la región es todavía un territorio de ingresos medios, pero no de clase media porque hay desigualdad en otras dimensiones del desarrollo humano. Sostuvo que si bien hubo un importante avance en la reducción de las tasas de pobreza como en el Perú -que redujo a la mitad en 13 años- la desigualdad en los ingresos es muy alta, en particular desde el año 2013. 

“El crecimiento de los ingresos es muy desigual; la brecha de la participación laboral entre mujeres y hombre es también grande”, observó. El reto es expandir el crecimiento incluyendo a más personas en el proceso. 

Sostuvo que no basta con focalizar, el gasto debe ser de calidad y no fragmentarse en muchos proyectos, y la recaudación tributaria tiene que aumentar para continuar la lucha contra la pobreza. En un contexto de un crecimiento lento de la economía tres son los elementos claves: productividad, inclusión y resiliencia. 

Inclusión social y productiva

Simone Cecchini, de la CEPAL sostuvo que la política de desarrollo e inclusión social en el Perú han tenido un importante impacto en la reducción de la pobreza. Sin embargo, si bien hay avances, también hay mucha desigualdad en Perú, expresó. Y la tarea pendiente es lograr la salida permanente de la pobreza entre los ciudadanos en situación de vulnerabilidad, es decir, aquellos que habiendo superado la pobreza pueden volver a caer en ella. En esta condición se encuentran, explicó, las personas que trabajan pero que tienen un puesto laboral precario, informal y sin seguridad social. 

Cecchini llamó la atención sobre la importancia de desterrar algunas creencias, como aquella idea de que los pobres son flojos. Es un mito desvanecido por las investigaciones, por ejemplo, sobre las pensiones no contributivas. La evidencia empírica nos dice que eso no es cierto, recalcó. 

Observó que en América Latina una de cada diez personas padece pobreza extrema, es decir, no logra obtener lo suficiente para vivir. El desempleo afecta más a las personas que viven en condición de pobreza, y los pobres que trabajan ocupan un puesto laboral mal pagado y sin protección social. 

Ante este panorama, sostuvo que es necesario reducir la brecha de la calidad de la educación, y promover la doble inclusión: un sistema de inclusión laboral y productiva que se convierta en política pública.  “La salida permanente de la pobreza es tarea de todos, y solo se puede lograr si involucra tres dimensiones: lo económico, lo social y lo ambiental”, subrayó el especialista. 

El sistema de protección social tiene que ser prioridad de la política y se necesita una visión compartida, en el caso del Perú, no sólo del MIDIS sino de otros sectores.  Hay en Perú una importante institucionalidad y el trabajo no puede ser sino de largo plazo, finalizó. 

La viceministra Patricia Balbuena cerró la sesión temática de la primera jornada de la VIII Semana de la Inclusión Social 2019, observando las particularidades que deben tener las intervenciones públicas en torno a lo urbano y la ruralidad y respecto a la población en pobreza extrema y la población vulnerable vinculadas a las estrategias para la salida permanente de la pobreza.

 

Lima, lunes 14 de octubre de 2019

Unidad de Comunicación e Imagen

FONCODES

Modificado por última vez en Miércoles, 23 Octubre 2019 22:24
volver arriba

Herramientas Útiles: Acceso a la información Denuncias Consulta tu trámite

 

Dirección: Av. Paseo de la República 3101, San Isidro - Lima - Perú Mapa

Teléfono: (01) 311-8900